(Foto: Tania L. Montalvo/CNNMéxico)
El video de los 131 alumnos de la Universidad Iberoamericana (UIA) fue la inspiración de Sergio para “crear estructuras que pudieran replicar y aumentar la energía sobre un movimiento que ya se estaba gestando”.
Dice que como todos los jóvenes del movimiento #YoSoy132, quiere un cambio, y personalmente, se siente “emocionado, con mucho optimismo y muchos sueños”.
“No tengo miedo, tal ves sería ingenuo pero yo creo que son tiempos muy diferentes y para que suceda algo como lo que sucedió hace 44 años, está canijo”, cuenta Sergio en referencia al movimiento estudiantil de 1968, en donde tres de sus tíos maternos participaron y uno de ellos “padeció la masacre”.
“Mi familia tiene orgullo y tiene miedo, pero yo no tengo miedo. Más que eso, he podido perfilar a lo largo de varios años, sentir el dolor de la nación, llorarla, me siento como honrado, emocionado de estar aquí”, cuenta el joven que ha invertido cinco años de su vida “trabajando como artista por causas en defensa de los derechos humanos”.
Quiere invertir su talento en buenas causas sociales, como lo hizo desde Berlín cuando estuvo de intercambio y se "solidarizó con hermanos de Egipto" para crear carteles a favor de su revolución o para apoyar al movimiento del poeta Javier Sicilia desde allá.
“Es continuar con la labor que inicié y hacerlo con más fuerza”.
Tania L. Montalvo
Back to Top